Dejamu alimento artesanal

Es mejor no hablar mucho de uno mismo.
Lo ideal sería olvidarse completamente de lo personal, para así, sin obstáculos
hacer lo que se debe hacer, de la mejor manera posible.

Para decir algo con relación a lo que somos, tal vez es importante hablar del origen.
La idea era volver a la vida en la naturaleza, alejados del ruido y los artificios de la ciudad,
para en la sencillez de las actividades campesinas, encontrar el sentido
original de la vida.
El escenario era una finca en Subachoque, que bautizamos con el nombre de Dejamu.
Aunque muchas cosas han cambiado y la vida ya no es tan sencilla y tranquila
como al comienzo, el espíritu de Dejamu sigue siendo el mismo:
encontrar la mejor manera de vivir.
¿Cómo darle un sentido total a las cosas, sin que dependan de las circusntancias?
Tal vez la respuesta, esté en la actitud de olvidarse de las necesidades personales,
para poder servir a lo demás de la mejor manera posible.

GALERÍA